La historia de la familia Isaías desde sus orígenes. Su llegada a Ecuador desde Líbano hace más de un siglo, los inicios de un legado plagado de éxito empresarial bajo el Grupo Isaías, su etapa más próspera dirigida por Roberto y William Isaías Dassum, la tristemente famosa quiebra de Filanbanco, líder de la corporación y el país durante décadas, y la hasta hoy activa persecución política sufrida por estos hermanos.

Nahím Isaías Barquet y su legado de solidaridad y prosperidad

Nahím Isaías Barquet y su legado de solidaridad y prosperidad

El 2 de septiembre de 1985 asesinan en la ciudad de Guayaquil, a Nahím Isaías Barquet. La muerte de este ilustre ecuatoriano ocurrió la noche en que las fuerzas especiales del gobierno de León Febres Cordero intentaban rescatarlo, luego de permanecer 26 días secuestrado a manos de un grupo guerrillero denominado “Alfaro Vive Carajo” (AVC).

Para aquel entonces, el grupo (AVC) intentaba negociar con el gobierno la libertad de varios integrantes de la organización guerrillera que se encontraban detenidos además de un salvoconducto que les permitiera a todos los insurrectos viajar a Nicaragua. Sin embargo, nada de eso fue posible ya que todos los guerrilleros murieron en el sitio del secuestro mientras dejaban mortalmente herido a Nahím Isaías Barquet, quien falleció horas después del fallido intento de rescate, en un hospital de la Guayaquil.

El grupo insurgente “Alfaro Vive Carajo” nació en los años ´80 y mantenía conexiones con los grupos armados que se esparcieron en eso años por la mayor parte de Latinoamérica, particularmente con el M-19 basado en Colombia. “Alfaro” planteaba en sus proclamas una mayor justicia social, democracia plena para el país e independencia económica y política, sin control de los Estados Unidos u otros países desarrollados.

Para lograr sus objetivos, el grupo (AVC) y sus conexiones guerrilleras, requerían de fondos millonarios para comprar armas, reclutar a nuevos militantes y subsistir en las zonas montañosas del país. El foco financiero de este grupo guerrillero estaba en el robo de bancos y secuestros de personas adineradas e influyentes. Por otra parte, (AVC) mantenía un feroz acecho sobre los medios de comunicación del país.  Durante días enteros, el grupo tomaba el control de la señal de canales de TV y radioemisoras a efectos de masificar sus proclamas comunistas.

La muerte de Nahím Isaías marcó un antes y un después en la penetración comunista en el Ecuador. El grupo armado recibió un duro golpe que los debilitó para siempre, cosa que no ocurrió en Colombia, Nicaragua o El Salvador.

Todavía hoy, la trágica muerte de Nahím Isaías Barquet, es recordada con dolor y desesperanza por la familia Isaías y por todos los ciudadanos que conocieron su labor de empresario innovador y filántropo. Este hecho significó el fin de una vida llena de acciones en el ámbito diplomático, cultural, financiero y en el apoyo a los sectores más vulnerables de Ecuador. Para Nahím Isaías y su familia mejorar la vida de los más necesitados, era un propósito de vida.

 

Quién era Nahím Isaías Barquet

Nahím Isaías Barquet nació el 4 de mayo de 1931 en la ciudad porteña de Guayaquil.

Era unos de los 8 hijos de Emilio Isaías y María Barquet, dos inmigrantes libaneses que llegaron a Ecuador en el año 1912 y formaron una gran familia donde reinaban los valores del trabajo, estudio y solidaridad.

Nahím Isaías recibió desde muy pequeño una educación extraordinaria. Sus primeros años los pasó en el Colegio Salesiano Cristóbal Colón en Ecuador, más tarde en los Estados Unidos en The Irving School Tarrytown y en el Philadelphia College of Textiles & Science. Con los años los Isaías pasaron de tener un negocio de importación de textiles a crear la primera fábrica textil ecuatoriana con verdadera calidad de exportación, gracias a la visión y empeño de Nahím Isaías.

La vida de Nahím Isaías Barquet sobrepasa cualquier expectativa que una familia puede tener. Todos los roles asumidos por él durante su vida profesional, llevan un sello de excelencia reconocido por la opinión pública ecuatoriana.

 

Nahím Isaías Barquet, el financista

Nahím Isaías también se destacó como hombre de finanzas al mando de Filanbanco -un banco pequeño comprado por la familia Isaías en 1958. Con la ayuda de su sobrino Roberto Isaías Dassum, Nahín Isaías inicia un proceso de modernización bancaria que trajo muchos beneficios a la economía de Ecuador, particularmente para la agroindustria, el sector pesquero y camaronero. A esto se le suma la profesionalización de sus trabajadores en todas las áreas financieras, junto a un plan de carrera que les permitió avanzar en posiciones y en cargos dentro del banco. Más tarde, este recurso humano preparado en Filanbanco, fue vital en el crecimiento de todo el sector financiero y comercial del país.

Otra de las áreas impulsadas por la gerencia de Nahím Isaías y por el equipo ejecutivo de Filanbanco, fue el diseño de un sistema de productos financieros sofisticados, que permitió ofrecer planes de créditos muy personalizados. Este sistema fue una revolución dentro de la banca ecuatoriana y también para muchas entidades financieras de otros países, que adquirieron el sistema de Filanbanco para mejorar y ampliar sus operaciones. 

En todos esos años, con Nahím Isaías al frente de Filanbanco, la institución creció exponencialmente. La cartera de créditos agropecuarios, pesqueros e industriales alcanzaron records importantes en la historia de la industria financiera de Ecuador. El banco a finales de los años ´60 ya había crecido 750% y se afianzaba como el más importante de Ecuador.

También a finales de los años ´60, en los Estados Unidos, la familia Isaías adquirió un pequeño banco que tendría una gran trascendencia para la comunidad cubana que empezaba a radicarse en el sur de la Florida: el Republic National Bank. El papel de Nahím Isaías Barquet fue determinante junto a sus sobrinos Estéfano, William y Roberto Isaías Dassum, al ayudar a esa comunidad que huía de la opresión en la Cuba de los Castro. Eran familias y empresarios, que al dejar Cuba habían perdido sus bienes, sus riquezas, y que no tenían referencias comerciales para solicitar créditos a la banca tradicional.

Los Hermanos Isaías no dudaron en dar todo su apoyo y respaldo financiero a estos refugiados, otorgando préstamos para que recomenzarán sus vidas y sus negocios. Hoy existe hacia la familia Isaías un agradecimiento sincero de toda esta comunidad de inmigrantes cubanos, que se convertiría en poco tiempo en el motor económico del sur de la Florida.

 

Nahím Isaías Barquet, el filántropo

Los Isaías tiene una larga historia de solidaridad con las comunidades más desprotegidas de Ecuador. Es algo que se inició en el hogar y fue parte de la educación de todos los miembros de la familia, desde que Emilio Isaías y su esposa María llegaron a Guayaquil.

En 1967, Nahím Isaías como Gerente General de Filanbanco, crea la Fundación “La Filantrópica” con el objetivo de fomentar y de ayudar a las comunidades a mejorar sus condiciones de vida. Su visión era brindar salud integral y preventiva a los más desprotegidos, y enseñar labores artesanales a los integrantes de todas esas familias. De esta manera tendrían herramientas, conocimientos y un medio seguro para subsistir y transformar su realidad y la de su entorno.

Esta labor de incalculable alcance lograda por Isaías Barquet en la fundación, fue asumida luego de su muerte por sus sobrinos Estéfano, William y Roberto Isaías. Ellos en el año 1988 le dan el nombre de “Fundación Nahím Isaías Barquet”, en honor a unos de las figuras más sobresalientes de la segunda mitad del siglo XX ecuatoriano.

Luego de 53 años de haber iniciado este proyecto humanitario, los resultados están a la vista. La Fundación ha asistido a millones de personas en los Centros de Salud, en los Centros de Estimulación Temprana, en las jornadas de cirugías a niños con Labio Leporino y en muchas otras acciones que han apoyado a las comunidades en los momentos más difíciles. La “Fundación Nahím Isaías Barquet” ya es parte de la historia de Guayaquil y de todo el Ecuador, de su presente y con seguridad de su futuro.

 

Nahím Isaías Barquet y el arte colonial quiteño

Desde muy joven Nahím Isaías fue un estudioso del arte, y sobre todo de la incomparable “Escuela de arte quiteño”, que corresponde a la actividad de los grandes pintores coloniales del período 1542-1824. Este amor por el arte de su país lo hizo ir en busca de obras por todo el Ecuador. Gracias a su empeño, muchas de estas pinturas y                    esculturas fueron rescatadas y restauradas, de manera que pudiesen exhibirse en condiciones óptimas para el disfrute de las nuevas generaciones de ecuatorianos. Fueron años de inversión, de trabajo, y de cuidados especializados que permitieron abrir un espacio de exhibición en las instalaciones de Filanbanco.

Luego de su muerte, Roberto y Williams Isaías Dassum, nuevamente en honor a su tío, inauguran el “Museo Nahím Isaías”. Un lugar de increíble belleza arquitectónica especialmente diseñado para exhibir más de 2.500 piezas que representan parte del sincretismo artístico ecuatoriano y del arte prehispánico de las poblaciones que habitaron las zonas costeras de Ecuador.

 

Nahím Isaías Barquet y su legado

Han pasado 35 años desde el asesinato de Nahím Isaías Barquet y sin embargo, su legado de humanismo y ayuda a los más vulnerables permanece intacto. Él representa la educación como herramienta de crecimiento social. Él representa la profesionalización de todo el recurso humano que trabajó en la banca ecuatoriana. Él representa el amor por el arte y la cultura de su país. Por todo esto, los ecuatorianos, de todas las clases sociales, lo recuerdan con profunda admiración y gratitud.

 

 

 

×